vista superior de una colmena, acción de retirar una rejilla plástica con pequeñas lineas longitudinales de menos de 3 milimetros de grosor, para que las abejas las sellen con propóleos impidiendo la entrada del aire y recoger así las resinas propoleicas
recolección de propóleos en el colmenar: se aprecia su frescura y elasticidad

El propóleo es extraído por las abejas con un laborioso proceso en forma de resina de algunos árboles, y plantas medicinales, luego es utilizado en la colmena todo el año. En los análisis de este producto aparecen flavonoides y varios elementos más que no se encuentran en forma original en los vegetales.- Ello habla a las claras de que es bien válida la teoría del doble origen: Una materia prima (externa) que sufre modificaciones y enriquecimiento por parte de las abejas (Interna).- Cabe agregar que –en la naturaleza- esta alimentación y defensa ante enfermedades que posee la familia de las abejas es altamente eficiente. No presenta fallas, y así la abeja sobrevivió durante miles de años sin la participación en su vida del ser humano.-

Rama de árbol exudando resina por la base de una hoja rota

Imagen de rowenand23 en Pixabay Rama de árbol exudando resina por la base de una hoja rota

Qué es el propóleos?

Se dijo ya que era una resina que la abeja extraía de ciertas plantas (medicinales todas), a la que le agregaba secreciones propias.

Que La usan en la colmena para sellar huecos (aislante térmico), evitar vibraciones, para momificar intrusos que fueron muertos en la colmena, pero que no pueden ser retirados por su tamaño (ratas, lagartijas, víboras, etc.),

Para desinfectar tanto la entrada como las celdillas en las que nacerán las futuras abejas.- Algo muy importante en relación a su efecto antibiótico es que no produce disbacteriosis, esto es diarreas por mala absorción al eliminar la flora intestinal; efecto normal en los antibióticos comunes.

Esto es porque el propóleos se extrae de plantas superiores (vasculares) y es elaborado por animales superiores, como las abejas.

Ello le confiere muy distintas propiedades en relación a otros antibióticos elaborados por organismos muy inferiores, como hongos unicelulares (levaduras) y bacterias.-

Por sus múltiples propiedades no sólo es utilizado en medicina humana; también lo es en la industria alimentaria (como conservante universal), en la fabricación de lacas y barnices.

En veterinaria y en relación a cultivos vegetales.- Los estudios de restos de barniz de los violines de Stradivarius muestran restos de resinas contaminados con polenes; lo que habla a las claras de que dicho barniz tenía entre sus componentes al propóleos; cosa que se sabía por referencia de historiadores.

También muestran restos de propóleos muchos de los embalsamamientos egipcios, como los del imperio Incaico y Maya, en América.- Muchas veces utilizado a lo largo de la historia, otras tantas olvidado, para ser redescubierto y reutilizado. Finalmente se dio lo que en este siglo se espera, que es el conocimiento de su composición química y la demostración científica de sus efectos.

resina saliendo de un pino
LAS RESINAS SON EL SISTEMA LINFÁTICO DE LOS ÁRBOLES Y EN ELLAS SUS DEFENSAS, ESTAS SON SU SISTEMA INMUNOLÓGICO

Solamente en idioma castellano, hay más de un centenar de trabajos científicos publicados, lo que aventa el argumento de falta de publicaciones o curanderismo.- La formulación química del propóleos es altamente compleja, no habiendo sido determinados aún la totalidad de sus componentes.

Esta compleja formulación química, en la cual intervienen –entre otros- enzimas, lo transforma en un elemento “vivo”, versátil; cuyos componentes van a reaccionar en forma distinta de acuerdo al medio en que se encuentren, y siempre lo van a hacer en forma mancomunada.

Al respecto, los estudios que se han realizado con fracciones parciales de propóleos o con algunos de sus componentes sintetizados, no han tenido el mismo efecto que la totalidad.- Como en todos los productos de la colmena, su composición varía de acuerdo a la especie vegetal, a las condiciones climáticas, al estado de la colmena, a la alimentación de la misma. También es distinta la composición de acuerdo al lugar de la colmena de que sea extraído.

Normalmente estas variaciones no tienen gran impacto sobre el efecto final del propóleos. Habiendo muestras que presentan mayor o menor actividad antibiótica, o micótica o anestésica o antiparasitaria; pero no se ha determinado que la diferente composición permita por ejemplo la ausencia de algunas de las propiedades del propóleos.- Este se presenta en la colmena como una masa viscosa (propóleos verde) o quebradiza (propóleos maduro).

Por la mayor homogeneidad de sus componentes se prefiere este último para los preparados. Su color puede variar desde el blanco cremoso, amarillento, pasando por el rojo, hasta llegar al negro. Su olor es fuerte y característico.

Su gusto entre acre y picante, debiendo hacer notar que también todas estas características van a variar de acuerdo a los parámetros expresados anteriormente.- Normalmente –salvo casos puntuales- no se lo utiliza de esta manera.

En primer lugar, porque este uso pudiera hacerlo quien tiene la facilidad de una colmena a mano.

En segundo lugar, porque este propóleos bruto puede tener un gran porcentaje de impurezas (restos de abejas, madera, cera, tierra, etc.).

La tercera razón, es el conocimiento de que la solución alcohólica de propóleos –en virtud del vehículo usado tiene mayor eficiencia en muchos casos.

El alcohol potencia los efectos del propóleos.- Probablemente sea el producto que tiene mayor cantidad de presentaciones o formas distintas.

La solución alcoholica al 5% de sólidos solubles (o extracto blando) es una de las más utilizadas a nivel internacional; y salvo aclaración expresa, a ella se referirá toda mención en cuanto a efectos y dosificaciones.

TAMBIÉN SE PUEDEN ADAPTAR VARIOS TIPOS DE MALLAS A LAS COLMENAS

De acuerdo a la patología y al tamaño del paciente será su dosificación, pero en líneas generales y a nivel de prevención, se indican 15 gotas dos veces al día, lejos de las comidas. Si bien las indicaciones para esta concentración en otros países están en el doble de dosis,

Una de las características del propóleos, que lo coloca por encima de muchos productos farmacéuticos es su biodisponibilidad; es decir, la capacidad que tiene para estar en el lugar deseado en el momento justo para que produzca un efecto.

El propóleos es transportado indistintamente por vía hemática o linfática y se distribuye en todo el organismo.- Asimismo, llega con todas sus propiedades intactas a la vesícula biliar, hecho este de gran importancia, ya que no muchos medicamentos lo hacen y se vuelve imprescindible en casos de infección de vías biliares y/o de parasitosis que se acantonan en vesícula, donde no llegan los antiparasitarios de línea, y desde allí provocan la reinfecciones al descargarse al tubo digestivo.-

El propóleos, básicamente es una resina. En su composición –variable- entran: 50 a 60% de resinas y bálsamos.

DE LA RESINA AL GOTERO DE TINTURA

No debe contener más de un 30% de cera. Tiene entre un 7 a un 10% de aceites esenciales y aromáticos (este es uno de los motivos por lo cual no debe ser calentado).

Contiene ácidos orgánicos, minerales y oligoelementos muy variados. Su contenido en vitaminas es bajo. Quizás se pueda considerar –aunque se dijo de no separar sus elementos- que los más importantes son los flavonoides. De ellos se saben que tienen más de 41 acciones distintas sobre el organismo humano.-

Se ha demostrado que el propóleos tiene las siguientes propiedades:

– 1- Antibacterianas (bactericida y bacteriostático)

– 2- Antimicóticas

– 3- Anticolesterolémicas

– 4- Antiparasitarias

– 5- Antiinflamatorias

– 6- Antioxidantes

– 7- Antitóxicas

– 8- Antialérgicas

– 9- Analgésicas

– 10- Anestésicas

– 11- Antituberculosas

– 12- Antivirales

– 13- Citostáticas

– 14- Desodorantes

– 15- Epitelizantes

– 16- Estimulante de la inmunogénesis

– 17- Fitoinhibidoras

– 18- Hipotensoras

– 19- Termoestabilizadora (antipirética)

– 20- Hemostática local (coagulante)

Cada una de ellas será tratada con mayor detalle, con las ampliaciones y aclaraciones que merezca cada tema.-

El efecto antibacteriano de los propóleos ha sido demostrado ampliamente in vitro, pero aún así, esta demostración es menor que los efectos que se observan en vivo.

Ello responde a que la eficacia antibacteriana del propóleos se suma a la capacidad del organismo, la que se ve reforzada a su vez por el efecto inmunogenético del propóleos.- Varios de sus componentes tienen acción bactericida (matan a las bacterias) y/o bacteriostático (impiden el desarrollo de las bacterias). Entre ellos se encuentra el ácido benzoico, con sus derivados oxi y metoxibenzoicos. Se reconocen efectivos también los ácidos p-cumáricos, caféico y ferúlico.

También los sexquiterpenos son activos antimicrobianos, en especial el bisabolol. La galangina se ha demostrado que posee gran actividad antimicrobiana. Se lo conoce como un activo anti-bacteriano tanto frente a Grampositivos como Gramnegativos.-

Ahora bien, ¿por qué propóleos y no antibióticos de línea.

Esta pregunta tiene varias respuestas válidas, de las cuales en parte ya se ha hablado. Tiene una gran biodisponibilidad, llegando a todo el organismo por sangre y linfa. Su poder antibiótico sigue vigente con bastante independencia del pH. Se ha verificado su acción en pH neutro, ácido y en medio alcalino, aún en pH 9, mantiene su actividad.

POR SER ELABORADO POR ANIMALES SUPERIORES A PARTIR DE PLANTAS SUPERIORES,

NO PRODUCE LA DISBACTERIOSIS CLÁSICA DE LOS ANTIBIÓTICOS ELABORADOS POR ANIMALES Y PLANTAS INFERIORES EL ANTIBIÓTICO PENICILINA ES PRODUCIDO POR EL HONGO PENICILLIUM CHRYSOGENUM

Esta disbacteriosis se manifiesta como diarrea; ya que el antibiótico común no discrimina al eliminar la vida presente en el intestino y destruye la flora intestinal, que es la encargada del proceso de digestión de los alimentos. A partir de la ausencia de esta flora, se produce la diarrea que con lleva también mala absorción y mala digestión.

Estos hechos no se verifican con el propóleos, ni siquiera en dosis altas y/o continuadas.- Otra de las ventajas del propóleos frente a los antibióticos es que mientras estos tienen un efecto específico, tal es la desaparición de las bacterias, el propóleos agrega a ello que incrementa la permeabilidad en las áreas afectadas y junto a este mayor flujo de sangre que permite la llegada de las defensas del organismo, aumenta la actividad fagocitaria.

Es decir, los glóbulos blancos se encuentran más activos, destruyendo bacterias y otras noxas, “limpiando” la zona en menor tiempo.- La otra gran ventaja del propóleos, es la ausencia de resistencia de las bacterias.

Una generación de bacterias pasa aproximadamente en 20 minutos. Estadísticamente y por una cuestión genética, siempre habrá un porcentaje que son resistentes.

Estas sobreviven al antibiótico, y al no tener la competencia de sus hermanas no resistentes, se desarrollan con facilidad; creando una generación (y las subsiguientes) totalmente resistentes al antibiótico que se usó.

¿Qué se consiguió? Eliminar a las débiles, hacer una selección de bacterias que nos perjudica; y ante la inminente recaída del proceso, hacer inútil el antibiótico.

Por otro lado, en mayor o menor grado, los antibióticos disminuyen las defensas naturales del organismo.

No es difícil entenderlo, ya que al “prestar” defensas el antibiótico, estas no son generadas por el propio organismo, el cual queda más susceptible a cualquier tipo de infecciones; ya sean reinfecciones o infecciones sobreagregadas, y algunas veces de bacterias oportunistas.

Esto es conveniente sólo para el circuito comercial, ya que el enfermo volverá reiteradamente a consumir los productos que cree son la única solución, cuando la realidad es que en gran parte son generadores del problema.-

Se dijo que el propóleos estimula la actividad fagocitaria; a veces eso sólo es suficiente para eliminar a aquellas bacterias resistentes, evitar la reinfección y cortar el círculo vicioso. Pero, si ello no fuera suficiente, está la otra propiedad que es la de estimular la inmunogénesis.

Al levantar las defensas del organismo, y ser éste el que en forma natural elimina la infección, no existe posibilidad alguna de resistencia ni de reinfección a corto plazo. Importantísimo en este caso es considerar que las defensas del organismo ante determinado agente patógeno o noxa, son guardadas en “memoria” durante muchísimo tiempo (toda la vida en algunos casos).

Si nuevamente se registrara un contacto en el futuro con alguna noxa que ya está en memoria, esta se activa, los anticuerpos se producen y no se llega a afectar el estado de salud.

El organismo mantiene una inmunidad natural durante mucho tiempo; pero esto es sólo cuando se lo ha dejado actuar o se lo ha ayudado. Nunca cuando se lo deprime, por ejemplo con antibióticos.-

Otro microorganismo sensible al propóleos es el Helicobacter Pylori.

Esta bacteria – se vió en el polen- sería la responsable de gran parte de los trastornos (sino el origen) de las gastritis, úlceras e incluso el cáncer gástrico. En una experiencia, se vió que los propóleos con mayor actividad frente al Helicobacter eran Argentinos.

Responsables de esta acción, serían los flavonoides: Pinocembrina, Galangina y Crisina.- Uno de los mecanismos de acción antimicrobiana dilucidado del propóleos es que algunos flavonoides (ácido cinámico entre ellos), desactivan la energía de la membrana citoplasmática bacteriana e inhiben la motilidad de las bacterias, lo que las coloca en inferioridad de condiciones frente a cualquier antibiótico o la acción del sistema inmunitario del individuo.

También se sabe que el propóleos desorganiza el citoplasma, la membrana y la pared celular, causando una destrucción parcial de la bacteria, a la vez que inhibe la síntesis de proteinas.-

La propiedad antimicótica,

Estaría también mediada por el ácido benzoico, como también por la sacranetina, perostibeno y los estalibdenos.

Todos ellos de probada acción antifúngica. También actúan en este sentido el ya mencionado bisabolol y la pinocembrina. Si bien se ha probado su acción ante innumerables cepas de hongos, su uso práctico está más limitado a las infecciones por Cándida albicans, sobre todo en la mucosa bucal.

En micosis dérmicas (pié de atleta por ejemplo) y en micosis asociadas en vagina, donde se lo utiliza en forma de cremas u óvulos, nunca en solución alcohólica.

La ventaja del propóleos en las micosis superficiales, es que, como en la mayoría de los

rejillas para recolectar propóleos de las tapas techo, en las colmenas, se aprecian los miles de minúsculos granos de resina transportados y apelmazados para tapar las aberturas usualmente de 2 a 3 milímetros de espesor

casos estas cursan con prurito y escoriaciones; el propóleos lleva un rápido alivio tanto por su acción antialérgica como por el aspecto de la cicatrización.- Esta propiedad antimicótica, se enlaza directamente con la acción fitoinhibidora en lo que hace a salud; ya que en otros aspectos (agronomía por ejemplo) se hace más hincapié en la capacidad de inhibir el crecimiento y desarrollo de vegetales y en algunos casos la germinación de semillas. Pero sobre todo se refiere a la inhibición del crecimiento de hongos unicelulares (levaduras) que en muchos casos pueden causar afecciones al ser humano.-

La propiedad anticolesterolémica –muy relacionada con la hipotensora

Está determinada en primera instancia por la presencia de ácidos grasos no saturados, que inhiben la oxidación del colesterol; todo ello en presencia de pequeñas concentraciones de zinc (también presente en el propóleos).

Al respecto, existe suficiente bibliografía como para considerarlo de primera línea en el tratamiento de ambas patologías.

En experiencias realizadas se vio que tanto el descenso del colesterol como el de la presión arterial, es mucho más manifiesto en los grupos de pacientes, que los Tratamientos convencionales.

Este descenso de ambos parámetros se manifestó como algo permanente en los pacientes que mantuvieron la dieta indicada; es decir, que si al término del tratamiento se siguió con la dieta, no hubo aumento ni de colesterol ni de presión, aunque ya no estuviera el propóleos. En el caso de la hipertensión, el propóleos no es útil para la crisis hipertensiva.,

Es un excelente regulador en forma lenta y sostenida; y el mantenimiento del tratamiento evitará la crisis hipertensiva. En presencia de ella, se debe actuar tal lo que es: Una urgencia médica.- Por otro lado, en pacientes hipertensivos con patologías asociadas (diabetes, infecciones, asma, obesidad, etc) se vio una notable mejoría de todas ellas (Giral y col.) con el levantamiento del estado general de estos pacientes.-

Propiedad antiparasitaria.

Es éste uno de los efectos más notables del propóleos; ya que, como se comentó previamente, éste llega a todo el organismo, a diferencia de los antiparasitarios de línea, que sólo transitan por el tubo digestivo.- Estos efectos estarían mediados por los flavonoles, en especial el acetoxibetunol, y los ácidos fenolcarbónicos. También por la formación de compuestod de radicales bencílicos que surgen a partir de la presencia de los ácidos oxi y metoxibenzoicos. Influye mucho el propóleos en el metabolismo de muchas formas de parásitos por inducir la fosforilación de oxidación.- En las experiencias realizadas se ha mostrado igual o más efectivo que los antiparasitarios de línea; potenciándose ambos cuando se los usa juntos.

El hecho de tener la presencia del antiparasitario en todo el organismo, lo hace imprescindible en aquellas parasitosis que no se limitan al tubo digestivo, como pueden ser las amebiasis, hidatidosis y giardiasis, por ejemplo. En el caso de amebas, con ubicación preferencial en el hígado, o la hidatidosis en pulmones, es una excelente alternativa –cuando no la única-, ya que, reitero, los antiparasitarios de línea no se difunden a estos órganos.- Especial interés merece la giardiasis, tan frecuente y tan pocas veces diagnosticada.

Ya sea por su localización alta, lo que hace que no se manifieste en los análisis; o por no estar presente en la memoria del médico al realizar los exámenes y la anamnesis.

Muchísimas veces, pacientes portadores de esta parasitosis reciben tratamientos sintomáticos por otras patologías sin llegar al fondo de la cuestión ni hallar una solución para un crónico mal estado de salud.-

Los cuadros más frecuentes provocados por giardias son las dermatitis, síndromes asmáticos, infecciones urinarias y cuadros respiratorios. Todos ellos en forma frecuente, con recaídas y resistentes a los tratamientos convencionales.-

También, por su localización en vesícula, las giardias suelen provocar manifestaciones de hipofunción hepática. Con dolores en la zona derecha, inflamación del hígado y sobre todo, mala digestión.- Si las giardias son identificadas, se procede a realizar un tratamiento con antiparasitarios de línea. Al estar éstas acantonadas en vesícula, es lógico pensar que el antiparasitario matará las que estén en el tubo digestivo y ninguna fuera de él. Las giardias sobrevivientes en vesícula, en poco tiempo harán una reinfectación, volviendo los síntomas anteriores.

En el caso del tratamiento con propóleos, al eliminar éste todas las giardias del organismo se obtiene una curación total; quedando como posibilidad de reinfectación solamente el ingreso de huevos de giardias desde el exterior.- no de los inconvenientes para el diagnóstico de certeza de las giardias, es que solamente se puede hacer –si no aparecen en materia fecal- por sondeo y aspiración duodenal. Procedimiento por demás engorroso y traumático, sobre todo en niños.-

El propóleos, con su casi ausencia de contra indicaciones y la total ausencia de efectos colaterales,

se impone como un aliado ante los síntomas mencionados precedente mente (sobre todo si son refractarios a tratamientos convencionales), permitiendo realizar a posteriori un diagnóstico por eliminación.

Las dosis para el tratamiento de giardiasis deberán ser ajustadas por el médico, de acuerdo al peso del paciente. Las mismas se darán en series de siete días, con intermedios de descanso, que permiten la eclosión de los huevos –que non afectados por el propóleos- para que la siguiente serie encuentre a los últimos adultos.

Propiedad antiinflamatoria.

Antes de analizar el por qué de ésta, es necesario recordar que el propóleos llega a todo el organismo, llevado indistintamente por sangre o linfa. Uno de los “blancos” del propóleos son los núcleos hipotalámicos de autorreglaje.

La acción que allí ejerce –de estímulo- es precisamente de biorreglaje, estabilizador, eurrítmico, homeostático y homeotáxico. Rehace la capacidad de defensa del organismo, mejora el funcionamiento y la adaptación del mismo y lo vuelve a los parámetros normofuncionales.

Ello hace que a veces muchas de sus acciones parezcan contradictorias; dado que en caso mencionado precedentemente, no es una acción directa, sino que está mediada por el propóleos, “obligando” al organismo a hacer las cosas bien.- Esta aclaración viene a colación de que se debe interpretar a la inflamación como un mecanismo de defensa del organismo ante una agresión. La inflamación no sólo circunscribe el área afectada, sino que también permite la llegada de elementos de sangre que limpiarán o repararán la zona afectada.

Claro, que muchísimas veces se padecen inflamaciones banales que son verdaderas molestias.- De todas maneras, por sus tan complejos mecanismos de acción, se obtendrá una buena respuesta ante inflamaciones, por parte del propóleos; cosa que no se puede decir de los tratamientos convencionales; donde algunos antiinflamatorios aumentan el sangrado (son antiagregantes) y en otros casos, con los corticoides –los más usados- se retarda la cicatrización y se bajan las defensas.-

LA CONFORMACIÓN QUÍMICA DEL PROPÓLEOS EXPLICA PERFECTAMENTE EL EFECTO ANTIINFLAMATORIO, Ya que muchos de los flavonoides que contiene estabilizan la membrana de los lisozomas, inhiben la adenosintrifosfatasa y las hialuronidasas; lo que en otras palabras sería evitar rotura y pérdida de líquidos a nivel celular, con lo que disminuye la inflamación.

También se logra estabilizar el metabolismo celular en base a las concentraciones de zinc que aporta el propóleos. Al ácido cafeico se lo considera responsable de inhibir la dihidrofolato reductasa; con lo que se reduce la producción de interleukinas y prostaglandinas, que son mediadores directos de la inflamación.

Este ácido caféico, con un éster suyo y la quercetina suprimen la producción de prostaglandinas y leucotrienos a nivel de los macrofagos, con lo que aporta algo más al mecanismo antiinflamatorio. Otro mecanismo demostrado es la supresión de la vía de la lipooxigenasa del ácido araquidónico.- En la mayoría de los casos en que se produzcan inflamaciones, el propóleos será usado para la causa generadora, siendo el efecto antiinflamatorio algo secundario que permite cursar con menos molestias hasta la recuperación.-

Propiedad antioxidante.

Esta propiedad fue reconocida empíricamente desde hace mucho tiempo.

Luego se la comenzó a trabajar en virtud de sus aplicaciones industriales, sobre todo en lo que hace a conservación de alimentos. También se la utiliza en muchos preparados (barnices y lacas) que impiden la oxidación de metales.- Ahora bien, la industria no es el objetivo de este libro, y sí lo es la salud. ¿Qué

importancia tiene la oxidación para la salud? Demasiada. Todos los procesos de liberación de energía (que permiten la vida y el normal funcionamiento) se dan en base a reacciones de oxidación y de reducción.

De esas oxidaciones se desprende calor y como residuos, agua y los llamados radicales libres. Estos últimos son causantes de un prematuro envejecimiento celular y su exceso está íntimamente relacionado con la generación de cánceres.

Los radicales libres son necesarios para que nadie quede por demasiado tiempo en este mundo; pero en forma normal y progresiva.

Todos queremos quedarnos un rato más, a ver que ocurre el día de mañana. Claro que en general, esa ansiedad por el futuro (y muchas veces por el presente) se transforma en sufrimiento (stres, para los ingleses), que hace que estos radicales libres aumenten en forma desmesurada.

Los sistemas actuales para combatir el stres, como el cigarrillo, el café y el alcohol; siguen aumentando el nivel de radicales libres y el prematuro envejecimiento;

aparejado a la real posibilidad de contraer cáncer.- El organismo tiene sistemas de eliminación de estos radicales libres; lo hace con suficiencia hasta los 18 años. Luego pelea para lograr un empate hasta los 35 o 40 años.

De allí en más la lucha está perdida y comienza la necesidad de los antioxidantes. De

más está decir que el límite de las edades marcado aquí es elástico y está supeditado a

lo que se menciona dos párrafos más adelante.-Entonces, al menos los argentinos, recurrimos a lo único que realmente nos consuela, tal es una abundante comida; que generalmente va a hacer sobrepasar el límite máximo de los radicales libres.-

¿Cómo combatir esto?. En principio es fácil de decir y difícil de aplicar. Un cambio en el estilo de vida, mayor actividad física, mejor alimentación. Pero las causas que llevaron a la mala vida no se pueden cambiar fácilmente. No al menos sin riesgo de quedar fuera del circuito económico, esto es: sin trabajo. Por otro lado, seguimos buscando Soluciones mágicas y se recurre a los promocionados antioxidantes farmacológicos. Sin discutir a estos, es necesario mencionar que en la naturaleza abundan los antioxidantes.

las mejores resinas se extraen de las mallas y rejas, ya que estas tienen mucho menos cera, solo con estos se produce tintura para medicina interna

La Vitamina A, la Vitamina C y la Vitamina E, se comportan como excelentes antioxidantes y se encuentran en casi todo el reino vegetal. El aumento de la ingestión de frutas, vegetales coloreados y crudos, se traducirá en un aumento de antioxidantes, una disminución de radicales libres y mejoría de la salud.-

Si esto fuera poco, recordemos que el polen tenía suficiente cantidad de Vitaminas. Y si aún no alcanzara, el propóleos lo hará.-

Esta propiedad está mediada –en gran parte- por la formación de ésteres del ácido benzoico, siendo los más importantes los de metilo y propilo. El benzoato de sodio – contenido en el propóleos- es un conservante universal. Pero, hay que aclarar que el exceso de ellos, es tan perjudicial como su ausencia. Los nombres citados precedentemente se ven con frecuencia en las etiquetas de alimentos perecederos,sobre todo en jugos y golosinas.

No es novedad que estos elementos son tóxicos en la cantidad que ingieren algunas personas –y pobres niños- habituadas a la comida chatarra.-

También el ácido fenil-carbónico y varios flavonoides tienen propiedades antioxidantes.– En estos casos el propóleos se usará en dosis bajas, de mantenimiento, no siendo necesario su uso permanente. O sea que se pueden hacer series de 45 días con 45 de descanso.-

La propiedad antitóxica

Por un lado está referida a los componentes del propóleos como suplemento dietario. Por otro lado a varias de sus propiedades mancomunadas; como por ejemplo mejorar la circulación, regulador digestivo, estimulante de la inmunogénesis, antioxidante, etc. No menos importante por lo específico es su capacidad de estimular el funcionamiento y capacidad de los hepatocitos (células del hígado) que en definitiva son las encargadas de eliminar los tóxicos y desechos del organismo. Y finalmente su ya mencionada capacidad de regular y estimular los mecanismos de autorreglaje del organismo, a nivel hipotalámico.-

Propiedad antialérgica.

Este punto ha sido materia de debate durante mucho tiempo (y aún lo es), ya que al propóleos se le atribuían capacidades alergógenas (es decir, generadoras de alergia). Esto es cierto, y debemos tenerlo en cuenta en la medida en que se está siempre bajo la mira de quienes quieren destruir la apiterapia.

Decía que es cierto que puede causar alergia; pero en menor medida que otros fármacos o alimentos. Según estadísticas clínicas, una persona cada 2000, puede ser alérgica al propóleos, y en estos casos, la alergia no pasa de enrojecimiento o rash urticariano. Es una alergia intrascendente.

No se conocen casos de contratiempos severos por alergia al propóleos.

En muchos trabajos de investigación se ha confirmado que: 1- La contaminación del propóleos con veneno de abejas (hecho normal) afecta al alérgico al veneno, tal como si fuera una picadura de abeja. 2- En personas que han tenido frecuente contacto previo con el propóleos (luthiers, apicultores, ramas de la industria) pueden desarrollar

bajo un constante ataque de micro organismos

una sensibilidad especial que frecuentemente se traduce en dermatitis. 3- Las Personas sensibles al alcohol se verán afectadas por las soluciones alcohólicas de propóleos; no así con otros preparados exentos de alcohol. 4- Existe un número de personas muy bajo con sensibilidad real al propóleos; en estos casos también suele manifestarse esa hipersensibilidad como una ligera y pasajera dermatitis.-

De ello se desprende que pocos alérgicos al propóleos hay; y que a la hora de hacer el balance sobre los riesgos/beneficios, son mayores los últimos. Los sensibles al alcohol deberán usar preparados exentos de éste; y los alérgicos al veneno, abstenerse.-

En principio, los responsables de la alergia al propóleos son los derivados de ácido caféico, en especial el cafeato de prenyl y otros cafeatos; pero, aislar un par de sustancias alergógenas en un producto de tan compleja composición, no es más que un dato anecdótico.

La práctica diaria nos dice que el propóleos es un excelente anti-alérgico, y la ciencia lo confirma. Al fin y al cabo, una reacción alérgica no es más que una defensa equivocada; y la capacidad del propóleos de rehacer las defensas hará que la alergia disminuya o desaparezca.

Por otro lado, los flavonoides (la quercetina por ejemplo) inhiben la degranulación de las células cebadas mucosas, que al destruirse liberan la histamina que precipita la cascada de la reacción alérgica. Esta propiedad de estabilizar las membranas celulares le da al propóleos sus efectos antiinflamatorio y antialérgico.

También es un hecho probado que el propóleos estabiliza la hidrogenasa, fosfatasa

ácida, glucosa-6-fosfatasa y adenosintrifosfatasa de calcio. Todas enzimas relacionadas en mayor o menor medida con la reacción alérgica. Todos los efectos se consiguen por la oxidación de los anillos aromáticos de estos compuestos.-

También –sostienen algunos autores- que se podría esperar una respuesta alérgica mediada por el polen, que no forma parte del propóleos pero que se encuentra como contaminante; tanto en el propóleos como en toda la colmena. De cualquier manera, se vio que la alergia al polen procesado es intrascendente.-

En resumen, aunque el propóleos no tenga una notable capacidad alergóloga probada; y si suficientemente avalada su capacidad de anular la alergia, el consumidor común se comportará como ante cualquier otro alimento que no le siente bien: lo descartará, con independencia de que si el malestar es propio o agregado al producto.

Es necesario recordar que aunque así sea (reacción alérgica positiva), ésta nunca reviste gravedad y es inadmisible el argumento empleado por algunos de que el propóleos produce alergia y se debe contraindicar. Esto sólo nace de la ignorancia.-

¡SI¡ Se puede usar el propóleos ante síndromes alérgicos generalizados, por vía oral.

(comprimidos, solución alcohólica, aerosoles) o también en forma local, sobre piel o mucosas, en forma de cremas, ungüentos, pomadas o la misma solución alcohólica.-

Las propiedades analgésicas y anestésicas –íntimamente relacionadas- estarían mediadas por la formación de un grupo benzoilo, éster del ácido hidroxibenzoico.

También hay que reconocer una ingerencia muy grande en el hecho de que estabiliza el

impulso nervioso; aislando el nervio –al igual que el complejo vitamínico B- con lo que los dolores de todo tipo son menos notables.- Como anestésico local –incluso en veterinaria- se lo reconoce con una potencia mayor que los usados comúnmente, y sin los efectos colaterales de éstos. Es 5,2 veces

más potente que la novocaína y 3,9 veces más que la cocaína. No es raro que no tenga un uso frecuente como tal en Argentina, ya que no se encuentran –o no es frecuente propóleos inyectables en el mercado.-

Propiedad antituberculosa

Sabido es en esta enfermedad la importancia que adquieren la alimentación y el habitat del paciente. Desde el descubrimiento de los antibióticos y la mejoría de las condiciones de vida, esta enfermedad dejó de ser el

temido fantasma del pasado. Pero, aún así, siempre se han detectado casos rebeldes a los antibióticos y tratamientos de línea. En la actualidad, se agrega el componente surgido del mal uso de los antibióticos: La resistencia bacteriana, que ya fue tratada enlíneas generales en párrafos anteriores. A menudo los diarios nos muestran sus titulares con cosas como “super tuberculosis”. Simplemente lo expuesto antes, de seleccionar a las cepas más fuertes de bacterias, con la muerte por antibióticos de las más débiles.-

A los probados efectos antibióticos sobre el Mycobacterium tuberculoso o Bacilo de Koch (uno de los pilares sobre los cuales se asienta esta patología) se agrega el suplemento dietario, que muchas veces falta en estos pacientes. La suma del efecto inmunomodulador más el cicatrizante, hacen que el propóleos se diferencie netamente de los antibióticos, que sólo matan la bacteria. Aquí tenemos un organismo al que lo capacitamos para defenderse por sí mismo, una recuperación muy notable del apetito y del estado general del paciente; como también la cicatrización de las lesiones que produce esta enfermedad, sobre todo en hueso y las temidas cavernas pulmonares.-

Propiedad Antiviral.

A este respecto existe mucha biografía y muchos trabajos científicos. Ellos hablan de la acción de los flavonoides sobre varias formas virales; sobre todo las acacetinas y pectolanarigenos como flavonoides de acción antiviral. Por otro lado, se sabe también que las células parasitadas tienen una buena cantidad de compuestos oxidados, que sería un hábitat ideal para los virus.

El efecto antioxidante de los propóleos, hace que el hábitat pase a ser desfavorable para los virus, impidiendo su acción posterior.-

Existe también una variada cantidad de trabajos sobre la eficacia del propóleos en enfermedades virales; tales como el resfriado común, sarampión, herpes, etc. Por lo dicho anteriormente, ya sabemos que a más de lo que pueda hacer sobre los virus, se tendrá una respuesta generalizada al estimular el sistema inmunitario, y será el propio organismo el que se ocupe de la “limpieza”.-

compuestos medicinales del propoleo
https://www.apacame.org.br/mensagemdoce/46/artigo.htm

Quizás sea bueno aclarar que los virus –en su mayoría- son estructuras químicas, exentas de vida, que obran como parásitos intracelulares. Son arrastrados por los líquidos corporales, y penetran a las células por su afinidad química con las membranas.

Por el mismo sistema se acoplan al núcleo y su material genético. La célula, al intentar reproducirse, tiene una información genética errónea (el virus) y sólo reproduce éste.

Luego la célula estalla, diseminando virus como el que la paracito y el ciclo se repite. Una vez que un virus ingresó en un organismo, no lo abandona (no puede hacerlo) salvo con la muerte del anfitrión. Así funcionan, por ejemplo, los virus el sarampión, del resfrío común, herpes, etc.

En algunos casos (sarampión, por ejemplo) el organismo hace anticuerpos suficientes para que el virus no repita su ciclo, y pese a estar, no da manifestaciones de por vida.

En otros, resfriado común, herpes; cualquier acontecimiento que baje las defensas, como el frío, stres, insuficiencia hepática, etc. harán que el virus pueda volver a hacer su ciclo dando la sintomatología propia de cada caso.-

El hecho de ser el virus un parásito intracelular, hace que sea tan difícil su tratamiento, ya que no se puede llegar a él sin dañar la célula que lo alberga.

Por ello, el mejor sistema es la optimización de las defensas del organismo, que impedirán este circulo vicioso.- Se sabe que los flavonoides del propóleos en sinergismo con algunos ésteres del mismo, reducen la síntesis de ADN viral, lo que dificulta la repicación del virus.-

Por lo aquí expuesto se deduciría que el propóleos es un tratamiento de primera línea para el SIDA. (nota editor: si hay trabajos sobre SIDA.o escritos en esta área )Es probable, pero en la medida de que al respecto no hay comprobación científica de esto, seré coherente con lo dicho al principio, de no transcribir información no corroborada por medio del método científico; y por lógica, no alimentar falsas expectativas. Será cuestión de tiempo para obtener las respuestas.- La propiedad citostática del propóleos estaría dada en función de las hidroxiflavonas. Esta capacidad de limitar el crecimiento celular es bien marcada en la

células tumorales. También se ha mencionado en varios estudios la propiedad elastógena de los flavonoides, que limita la difusión de los tumores malignos.

Los estudios realizados son en tumores puntuales; y no se puede generalizar como que sería un tratamiento de primera línea en cualquier tipo de cánceres; aunque sí se lo puede indicar para el mejoramiento del estado general y por la carencia de contraindicaciones.-

La propiedad desodorante del propóleos

Aparentemente no sería de gran importancia en el mantenimiento de la salud; y cuando digo aparente, es porque esta cobra una gran importancia social, en enfermos con ocena, por ejemplo; que permanentemente tienen olor fétido por sus secreciones; o en algunas sinusitis purulentas, donde el paciente se aisla socialmente por el mal olor que despide su organismo.-

En estos casos, es indicado – y se obtienen rápidas respuestas- con el tratamiento

general, por boca y la aplicación de cremas, unguentos en fosas nasales o en las áreas afectadas; como así también los aerosoles y/o inhalaciones con propóleos.-

Es bueno recordar que el propóleos es preservante universal, y así como en la industria evita la putrefacción de alimentos, en la colmena embalsama cadáveres de intrusos; en el organismo humano cumple la misma función trabajando sobre el origen de los malos olores, sumado a su capacidad para absorber los mismos. Capacidad ésta que es común con la miel.-

Propiedad epitelizante.

La capacidad del propóleos para mejorar la cicatrización, o lograrla donde no se podía, está mediada por varios factores. Uno de ellos, es el ya mencionado efecto sobre los microorganismos que normalmente se encuentran en zonas de piel lesionada y que impiden la reproducción celular y la correspondiente formación de tejido de granulación, paso previo a la cicatrización. Vale también su capacidad de estabilizar células y membranas, como así también de favorecer el metabolismo de dichas células, propiedades éstas, mediadas por glicósidos. Por otro lado, la cantidad de

oligoelementos presentes en los propóleos son un tercer factor de ayuda para los casos que se requiere una cicatrización.Gracias al propóleos hay un aumento del índice mitótico en la capa basal de la piel y un gran aumento en la queratinización.

A nivel de las células en los tejidos se sabe que aumentan los fibroblastos maduros, que producen las fibras de colágeno. A su vez, estas fibras se orientan en forma paralela, lo que explica lo poco notable de las cicatrices que han sido tratadas con propóleos.-

La mayoría de los trabajos que se conocen están enfocados a la cicatrización de úlceras tróficas, sobre todo de origen circulatorio y a las quemaduras.-

En caso de las úlceras varicosas

sobre todo- se ha mostrado en muchos casos como el único tratamiento eficiente, lográndose reducciones y hasta cicatrizaciones totales en úlceras de más de 15 años de evolución; que habían sido resistentes a los tratamientos convencionales.-

En el caso de las quemaduras, sean estas profundas o superficiales con grandes áreas; principalmente cumple una función previa al tratamiento, cual es la desinfección de dichas áreas. Es de recordar que una de las complicaciones más frecuentes de los grandes quemados, es la infección en las zonas que ya no existe piel.

Por otro lado, al ser el propóleos una resina, cubre el área afectada, aislándola de la contaminación externa.


Propolis: updates on chemistry and pharmacology

http://www.scielo.br/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0102-695X2008000300020

Todavía falta agregarle a ello el efecto del cual se habla: La cicatrización. Incluso, aplicándolo en áreas sanas, de donde se saca la piel para injertos, se consigue una excelente epitelización de las áreas donantes, ésta es más rápida y la nueva piel que crece, de extraordinaria calidad.-

En el caso de las quemaduras domésticas, leves; el propóleos aplicado en forma inmediata, no sólo calma rápidamente el dolor, sino que también evita la formación de ampollas. En quemaduras que sobrepasen este nivel casero, se impone el tratamiento aún con propóleos- por parte del médico, ya que a la cicatrización debemos agregarle la normalización de otros parámetros funcionales del organismo que se ven alterados por el trauma.-

El propóleos como inmunomodulador ha sido visto a saltos en los items anteriores.

La acción del propóleos sobre las defensas es estimular tanto la inmunidad inespecífica como la específica; se estimula tanto la Celular, con base en los linfocitos T, como la humoral en los linfocitos B. Estos aumentan en número y en actividad También se constató que aumenta la liberación del Factor Inhibidor de la Migración de los Leucocitos; con lo que estos se desplazan más rapidamente y se constata el doble de ellos en la zona de lesiones.-

La propiedad hipotensora,

se vió junto con la propiedad hipocolesterolemizante. Recordando que el propóleos no es de utilidad en la crisis hipertermia; sino como mantenimiento normal de la presión arterial, tanto sistólica como diastólica. Sólo puede producir un brusco bajón de la presión si es ingerido en altísimas dosis.-

Pese a que es un regulador de la presión arterial, debe ser usado con atención por los hipotensos, ya que tiene más tendencia a bajar la presión y puede provocar algunos trastornos.-

La propiedad anticolesterolémica

Esta muy relacionada con la hipotensora- está determinada en primera instancia por la presencia de ácidos grasos no saturados, que inhiben la oxidación del colesterol; todo ello en presencia de pequeñas concentraciones de zinc (también presente en el propóleos). Al respecto, existe suficiente bibliografía como para considerarlo de primera línea en el tratamiento de ambas patologías. En experiencias realizadas se vio que tanto el descenso del colesterol como el de la presión arterial, es mucho más manifiesto en los grupos de pacientes, que los tratamientos convencionales. Este descenso de ambos parámetros se manifestó como algo permanente en los pacientes que mantuvieron la dieta indicada; es decir, que si al término del tratamiento se siguió con la dieta, no hubo aumento ni de colesterol ni de presión, aunque ya no estuviera el propóleos.

En el caso de la hipertensión, el propóleos no es útil para la crisis hipertensiva., Es un excelente regulador en forma lenta y sostenida; y el mantenimiento del tratamiento evitará la crisis hipertensiva. En presencia de ella, se debe actuar tal lo que es: Una urgencia médica.-

Por otro lado, en pacientes hipertensivos con patologías asociadas (diabetes, infecciones, asma, obesidad, etc) se vio una notable mejoría de todas ellas (Giral y col.) con el levantamiento del estado general de estos pacientes.-

Hipertensión arterial

A este respecto existe numerosa bibliografía con interesantes datos. A los fines didácticos se tomarán como referencia dos trabajos bastante actuales en los que se trata no sólo la hipertensión, sino también otras patologías asociadas. Se usó para el tratamiento solución alcohólica al 5% de sólidos solubles (Extracto blando), en dosis de 40 a 60 gotas tres veces al día, una hora antes de desayuno, almuerzo y cena.- En una de las experiencias referidas, el total de pacientes que terminaron su tratamiento tuvieron resultados satisfactorios entre los dos y tres meses. Normalizándose la tensión arterial de casi todos; a excepción de una paciente que bajó su calificación de severa a moderada.- Se comenzó con dosis progresivas de propóleos, y a llegar a las 30 gotas, los pacientes –bajo estricto control- dejaron su anterior medicación hipotensiva. En una de las pacientes –diabética- se observó al final del tratamiento la reducción de medicamentos para su diabetes.- Una constante observada fue la reducción de peso en las pacientes obesas. Las mismas siguieron con la dieta previa para su hipertensión, con la que no habían disminuido su peso antes. Ello no hace más que confirmar las propiedades anorexígenas e hipoglucemiantes del propóleos.- El otro trabajo presenta a pacientes hipertensos con patologías asociadas, tales como cardiopatías, úlceras, gastritis, hernia hiatal, asmáticos, obesos, diabéticos e hiperlipidémicos.- También aquí se produjeron resultados similares al anterior, confirmando las propiedades del propóleos. Similares resultados en lo que hace a hipertensión arterial. Los diabéticos mantuvieron su glucemia en niveles normales. Todos los pacientes obesos bajaron de peso. En los casos de insuficiencias circulatorias, hubo mejorías subjetivas, como la disminución del dolor; y también se constató disminución de la inflamación en miembros inferiores.-

También la propiedad termoestabilizadora del propóleos, surge de la suma de otras propiedades, tales como la estabilización de membranas, la remoción de focos sépticos, el aumento de las defensas, la estimulación de los mecanismos de biorreglaje, etc.-

la propiedad hemostática; es decir, la capacidad de cortar hemorragias o sangrados, fue descripta por los investigadores cubanos. En principio responde a losmismos mecanismos que el proceso de cicatrización. Esta hemostasia –o corte de sangrado- ocurre sin provocar trombocitosis; y estaría determinada por las flavononas.-

Este pequeño resumen de las propiedades del propóleos en la salud; :


recuerdo propiedades demostradas científicamente, las aisla para su mejor comprensión desde el punto de vista didáctico. En la práctica, el uso del propóleos, combina los distintos efectos para un mejor resultado.

Es de tener en cuenta que los más de 250 componentes identificados en el propóleos actúan en el organismo como una sustancia viva.

Cambiando de acuerdo en los parámetros en los que actúe, por ejemplo: Temperatura, pH, presencia de vitaminas, etc.

Por ello, a veces no es palabra santa la experiencia de laboratorio (in vitro) con constantes determinadas que no se dan en el organismo vivo.

Así, por ejemplo, su efecto bactericida sobre la Escherichia coli, es bajo en laboratorio, pero alto en los casos tratados. Téngase en cuenta, que el laboratorio, por ejemplo, no tiene anticuerpos como el organismo vivo.-

La recreación de algunos casos clínicos, con el uso del propóleos, hará ver con más claridad lo antes expuesto.- Sin ninguna duda, que la experimentación clínica, es la que más se acerca a nuestras dolencias y enfermedades. Es donde más nos sentimos identificados o reconocemos algo que hemos sentido, padecido o escuchado. A la vez, que al dejar el vidrio del laboratorio; al dejar al animal de experimentación, nos acercamos más a nuestros semejantes y tomamos mayor conciencia de nuestra condición de débiles seres humanos con nuestra carga de sufrimientos.-

LOS ÁRBOLES MUEREN DE PIÉ

Composición química del propóleos Se ha hablado de la variación de la composición de los productos de la colmena en relación a diversos factores como el clima, humedad, floración, época del año, estado de la población, etc.

Ello hace a que si bien la estructura cuali cuantitativa de los productos es distinta, esta diferencia no es tanta como para que sea notable una diferencia en sus consecuencias terapéuticas. La mayor o menor concentración de los grupos químicos podrá hacer variar algún efecto, pero nunca hacerlo desaparecer.

Así hay propóleos con mayor concentración de flavonoides, o con mayor cantidad de impurezas o de pigmentos, o de sustancias volátiles o de aceites esenciales; hechos estos que se manifiestan más por el cambio de los caracteres organolépticos del producto. Este hecho es conocido en la práctica diaria al ver distintos colores de propóleos, al oler distintas fragancias o catar distintos gustos.-

A continuación, y aunque engorroso se detallarán algunos de los compuestos ya identificados del propóleos; recordando que al igual que otros productos de la colmena, aún no tiene dilucidada totalmente su estructura química.


Flavonoides del propoleo

– Flavonoides 01- Acacetina Flavona 02- 3-acetilpinobanksina Flavonona 03- Apigenina Flavona 04- Apigenina-7-éter metílico Flavona 05- Betuletol Flavona 06- Crisina Flavona 07- Fisetina Flavona 08- Galangina Flavona 09- Galangina-3-éter metílico Flavona 10- Hesperidina Flavona 11- Isalpinina Flavona 12- Isoramnetina Flavona 13- Isosacuranetina Flavonona 14- Kampferidol Flavona 15- Kampferol Flavona 16- Kampferol-7,4’-éter dimetílico Flavona 17- Kampferol-3-éter metílico Flavona 18- Kampferol-4’éter metílico Flavona 19- Kampferol-7-éter metílico Flavona 20- Naringenina Flavonona 21- Pectolinarigenina Flavonona 22- Pinobanksina Flavonona 23- Pinobanksina-3-acetato Flavonona 24- Pinobanksina-3-butirato Flavonona 25- Pinobanksina-3-éter metílico Flavonona 26- Pinobanksina-3-hexanoato Flavonona 27- Pinobanksina-2-pentanoato Flavonona 28- Pinobanksina-3-pentenoato Flavonona 29- Pinobanksina-3-propanoato Flavonona 30- Pinocembrina Flavonona 76 31- Pinostrobina Flavonona 32- Quercetina Flavona 33- Quercetina-3,3’éter dimetílico Flavona 34- Quercetina-3,7-éter diemtílico Flavona 35- Ramnacina Flavona 36- Ramnetina Flavona 37- Ramnocitrina Flavona 38- Sacuranetina Flavona 39- Tectocrisina Flavona

40- Cimeno Terpenoide 41- 1,8 cineol Terpenoide 42- -copaeno Terpenoide 43- Diol sesquiterpeno Terpenoide 44- Estireno Terpenoide 45- Hexanolactona Terpenoide 46- Limoneno Terpenoide 47- Naftaleno Terpenoide

Acidos 01- Acido acético Ac. Alifático 02- Acido aconítico Ac. Alifático 03- Acido angélico Ac. Alifático 04- Acido behénico Ac. Alifático 05- Acido benzoico Ac. Aromático 06- Acido butírico Ac. Alifático 07- Acido caféico Ac. Aromático 08- Acido cerótico Ac. Alifático 09- Acido cetoglutárico Ac. Alifático 10- Acido cinámico Ac. Aromático 11- Acido cítrico Ac. Alifático 12- Acido crotónico Ac. Alifático 13- Acido 3-4 dimetoxicinámico Ac. Aromático 14- Acido esteárico Ac. Alifático 15- Acido etiloxálico Ac. Alifático 16- Acido ferúlico Ac. Aromático 17- Acido fumárico Ac. Alifático 18- Acido glutárico Ac. Alifático 19- Acido hidroxicinámico Ac. Aromático 20- Acido isobutírico Ac. Alifático 21- Acido isocítrico Ac. Alifático 22- Acido isoferúlico Ac. Aromático 23- Acido lignocérico Ac. Alifático 24- Acido linoleico Ac. Alifático 25- Acido málico Ac. Alifático 26- Acido malónico Ac. Alifático 27- Acido 2-metil butírico Ac. Alifático 28- Acido 4-metoxicinámico Ac. Aromático 29- Acido mirístico Ac. Alifático 30- Acido montánico Ac. Alifático 31- Acido oleico Ac. Alifático 32- Acido oxálico Ac. Alifático 33- Acido p-anísico Ac. Aromático 34- Acido p-cumárico Ac. Aromático 35- Acido p-hidroxibenzoico Ac. Aromático 36- Acido p-metoxibenzoico Ac. Aromático 37- Acido p-oxibenzoico Ac. Aromático 38- Acido palmítico Ac. Alifático 39- Acido pirotartárico Ac. Alifático 40- Acido protocatéquico Ac. Aromático 41- Acido salicílico Ac. Alifático 42- Acido sinápico Ac. Alifático 43- Acido sórbico Ac. Alifático 44- Acido vanílico Ac. Aromático 45- Acido verátrico Ac. Aromático


compuestos medicinales del propoleo
https://www.apacame.org.br/mensagemdoce/46/artigo.htm

46- Acetato de bencilo Ester de ác. Alifático 47- Acetato de isobutilo Ester de ác. Alifático 48- Acetato de isopentenilo Ester de ác. Alifático 49- Acetato de isopentilo Ester de ác. Alifático 50- Bencil-3,4-dimetoxicinamato Ester de ác. Aromático 51-

Benzoato de bencilo Ester de ác. Aromático 52- Benzoato de cinamilo Ester de ác. Aromático 53- Benzoato de etilo Ester de ác. Aromático 54- Benzoato de metilo Ester de ác. Aromático 55- Cafeato de bencilo Ester de ác. Aromático 56- Cafeato de cinamilo Ester de ác. Aromático 57- Cafeato de feniletilo Ester de ác. Aromático 58- cafeato de 2-metil-2-butenilo Ester de ác. Aromático 59- Cafeato de 3-metil-3-butenilo Ester de ác. Aromático 60- Cafeato de prenilo Ester de ác. Aromático 61- Cumarato de bencilo Ester de ác. Aromático 62- Cumarato de cinamilo Ester de ác. Aromático 63- Cumarato de feniletilo Ester de ác. Aromático 64- Cumarato de prenilo Ester de ác. Aromático 65- Feniletilisoferulato Ester de ác. Aromático 66- Ferulato de bencilo Ester de ác. Aromático 67- Ferulato de prenilo Ester de ác. Aromático 68- Isoferulato de bencilo Ester de ác. Aromático 69- Isoferulato de cinamilo Ester de ác. Aromático 70- Isoferulato de prenilo Ester de ác. Aromático 71- 3-metil-3-butenilcumarato Ester de ác. Aromático 72- 3-metil-3-butenilferulato Ester de ác. Aromático 73- 2-metil-2-butenilisoferulato Ester de ác. Aromático 74- 3-metil-3-butenilisoferulato Ester de ác. Aromático 75- Salicilato de bencilo Ester de ác. Aromático 76- Salicilato de metilo Ester de ác. Aromático Varios

01- Acetofenona Cetona 78 02- acetoxibetulenol Compuesto isopropenoideo 03- Acido piroglutámico Aminoácido 04- Alcohol cinamílico Alcohol 05- Alcohol fenetílico Alcohol 06- Alcohol prenílico Alcohol 07- Alcohol sesquiterpeno Alcohol 08- Aldehido caproico Aldehido 09- Anetol Aldehido 10- Benzaldehido Aldehido

11- Chalcona de alpinetina Chalcona 12- Chalcona de naringenina Chalcona 13- Chalcona de pinobanksina Chalcona 14- Chalcona de pinocembrina Chalcona 15- Chalcona de pinostrobina Chalcona 16- Chalcona de sacuranetina Chalcona 17- Diosmina Glucósido 18- Engerol Aldehido 19- Eriodictiol Glucósido 20- Escopoletina Alcaloide

21- Esculetina Cumarina 22- Eugenol Alcohol 23- -glicerofosfato Alcohol 24- -glicerofosfato Alcohol 25- Glicerol Alcohol 26- Hexanal Aldehido 27- Hidroquinona Alcohol 28- Isobutenol Alcohol 29- Isovainilina Aldehido 30- Metanol de benceno Alcohol 31- p-acetofenol Cetona 32- p-hidroxibenzaldehido Aldehido 33- Pinobanksina-3-acetatochalcona Chalcona 34- Protocatequialdehido Aldehido 35- Rutina Glucósido 36- Troxerrutina Glucósido 37- Vainilina Aldehido 38- Xantorreol Alcohol 39- 3,5-dimetoxibencílico Alcohol 40- 2’,6’-dihidroxi-4’metoxidihidro Dihidroxichalcona 41- 6-metil-5-hepta-2-nona Cetona 42- 2’-6’-- trihidroxi-4’-metoxichalcona Chalcona 43- 2’,4’,6’-trihidroxichalcona Chalcona

Minerales Aluminio, Bario, Bismuto, Calcio, Cobalto, Cobre, Cromo, Estroncio, Hierro, Magnesio, Manganeso, Níquel, Plata, Silicio, Vanadio y Zinc.- 79

Vitaminas Se encuentran presentes aunque en bajas cantidades: Vit. A, Vit. B2, Vit. B6, Vit. C, Vit. E, Acido nicotínico y ácido pantoténico.- A ello debemos agregar las vitaminas que posee el polen residual contenido en los propóleos.

Este polen tiene hasta un 40% de proteinas, contra el 23 – 25% de los pólenes de trampas.- Además, como todos los productos de la colmena contiene ácido 10- hidroxidocenoico (10-hidroxi-2-decenoico y 9-oxo-2-decenoico). Estos en menor concentración que en la jalea real y el polen. Recordar que son producto de secreción de las glándulas mandibulares.-